Quiénes Somos

Ofrecer el mejor de los servicios, nuestra primera y última razón de ser…

Somos el resultado evolutivo de un proyecto concebido en el año 1965 por un grupo de jóvenes emprendedores con vocación de servicio. La idea era aportar al tejido empresarial canario un canal de suministros siderúrgicos que, a la sazón, no existía. Fue así como, en el año 1967, abrimos nuestro primer almacén con una superficie de 2000 m2, dotado de puente grúa y báscula. Digamos que, en esencia, estos fueron los medios materiales. No obstante, en lo que más nos empeñamos fue en la constitución de un equipo humano al que trasladamos (para que la hicieran suya) nuestra tenaz vocación de servicio.

No queremos cansar al visitante que viene a lo que viene; pero, no podemos (o no queremos) resistirnos a la tentación de reconocernos como una empresa líder en el mercado canario que, actualmente, ha abrazado el cambio tecnológico en el sector, sedimentado en la preparación y conocimientos de nuestras personas, que ponen a disposición de nuestros clientes, piedra angular de nuestro negocio. Estamos localizados en siete sucursales distribuidas en Gran Canaria, Tenerife, Lanzarote y Fuerteventura, con 33.000 m2 de naves totalmente cubiertas, equipadas con 32 puentes grúa de 3 a 25Tn de capacidad de carga y dotadas con electroimanes; 27 vehículos ligeros, 5 camiones pesados y 5 tráilers para carga larga; maquinaria para el corte de perfiles y planchas y plegado de las mismas; 14 básculas de 12m/25Tn a 16m/60Tn de longitud/peso admisible.

Sin embargo, los medios materiales no nos servirían de nada sin nuestras personas o, como se dice ahora, nuestros recursos humanos. Por ello incorporamos a cada una de las tareas que se desarrollan en Medifonsa y en su entorno, las más estrictas normas de seguridad, dotándonos de medios y de recursos y adoptando las medidas de Prevención de Riesgos más exigentes.

Hoy en día nos enorgullece contar con algunos de los hijos y nietos de los que fueron nuestros primeros hombres de ayer. A ellos, a los que fueron los primeros, les queremos expresar nuestra más efusiva gratitud y nuestro más sincero reconocimiento. Los que actualmente somos, continuamos fieles por la senda de ofrecer el mejor servicio posible, tal y como se ha transmitido en la cultura de la empresa a lo largo de sus casi 50 años de existencia.